Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2020

Álvaro y El Misterio del Hombre Sapo (Juvenil)

Imagen
ALVARO Y EL MISTERIO DEL HOMBRE SAPO —¡No quiero ir! ¿Por qué no me puedo quedar aquí?  —dije, casi a gritos. —Álvaro, entiéndelo, no te puedo dejar solo en casa sin supervisión todo el verano.  Los abuelos viven en la costa, tendrás la playa cerca, los acantilados para explorar.  Te puedes llevar los libros y juegos que quieras.  Incluso ese puzle de cuatro mil piezas que no tenemos sitio para montar.  Estaré trabajando todo el día y los fines de semana en turno de noche.  Alguien tiene que cuidar de ti, y, ¿quién mejor que los abuelos?  —dijo mi madre. Crucé los brazos con enfado.  Sabía que mi madre tenía razón.  Pero desde que Papá murió, era yo el que la hacía sonreír.  Si veía que se ponía triste hacía el tonto o le leía, y también le preparaba la cena cuando llegaba a casa cansada, aunque solo sabía hacer bocadillos.  ¿Qué iba a hacer sin mi tres largos meses? —Por favor Álvaro, necesito estar tranquila y esto me lo va a proporcionar.  Con los abuelos estarás bien

Sol

Imagen
¿Realmente, quiénes somos por dentro?   ¿Conocemos en profundidad a las personas a las que amamos, amigos, vecinos de toda la vida?   ¿Alguien me conoce?   ¿Y a vosotros, le habéis abierto vuestro ser completamente a alguien?   A mí no me conoce nadie.   Soy una cría de buena apariencia, de la que si indagasen mucho saldrían espantados, no vaya a ser que el fuego del infierno les queme los talones al alejarse de mí.   ¿Una contradicción, os preguntareis?   No, soy una cara amable, sonriente, que esconde el mal. Nunca me han pillado haciendo el mal, ni de pequeña, que ya era el mal encarnado.   Ultima hija de familia numerosa, yo era el juguete lindo de todos.   En el barrio me llamaban “Sol”.   Para que os hagáis una idea. Recuerdo la primera vez que supe que las apariencias son importantes, que hay que guardarse de enseñar lo que hay dentro de nosotros.   Había un vecino, anciano, en el barrio.   Don Manuel fue profesor de instituto, querido y respetado tanto por alumnos com