lunes, 13 de abril de 2020

El Rezo Desoído



Llanto, dolor y desencanto.
Mirada trágica, drama en escena.
En su casa no se puede hacer ruido.
Los pájaros huyen de sus nidos al oír las campanas.
Pasos por el barro hacia el más allá.
¿Dónde estará? ¿Lo busco o espero?
Siento que muero, mis entrañas en descomposición.
¡Quiero su carne, tirarle del pelo, morderle!
¡Besarle con anhelo, que sienta mi desesperación!
Se vuelve a perder entre la niebla
Amargo recuerdo de sucia lluvia.
Nunca sale el sol, solo nubes bajas que  me arrastran con el viento.
Huyo de mi descontento.
Grito, las manos al aire, arrodillada ante ese que no escucha.
En casa de la que no tiene llave.
Poco consuelo hayo en ese templo frio.
Madre, estas allí, escuchas mi lamento.
Silencio, solo silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paseando con Schopenhauer, poemario.

Mí nuevo poemario, Paseando con Schopenhauer, ya esta disponible en una edición preciosa y muy cuidada. Es una edición limitada y numerada....